Cuando nos decidimos por comprar nuestras joyas pensamos en muchos detalles como le diseño, el outfit con el que lo puedes combinar, el significado… pero ¿Qué hay de la joya que más le favorezca a tu tono de piel?

El detalle que marca tu joya ideal: la tonalidad tu piel

Cuando hablamos del color de piel siempre nos referimos a una piel morena o blanca, pero obviamos que entre ellos existen infinitos matices que hacen cada piel de un tono único.

Para ayudarte a elegir que metales quedarán mejor sobre tu piel nos referiremos a piel fría o cálida. La primera son aquellas en las que la piel se ve más blanca y las venas tornan a un color azulado. Por el contrario, una piel más cálida la piel comienza a ser más morena y las venas tornan a verde, incluso pueden llegar a no verse.

Entonces… ¿Es tan importante a la hora de escoger una joya el tono de mi piel? ¡Claro que sí! Al igual que al escoger peinado pensamos en la forma de nuestra cara, debemos pensar en nuestro tono de piel al escoger una joya. Y es que, no todos los metales resaltan tu piel de la misma manera.

Pieles frías y sus joyas ideales

Los tonos fríos o blancos en la piel hacen la mejor pareja con joyas de color plata y es que, al verse reflejada la luz sobre ellas hace que tu piel se vea aún más radiante combinando a la perfección.

Además, la playa consigue realzar tus facciones e iluminar tu sonrisa. La plata es siempre un acierto y su duración es mucho más que otros metales sin necesidad de un gran mantenimiento.

En Luz de Nehca tenemos joyas de plata sostenible que te harán lucir radiantes y no querrás quitártelas.

Con nuestra joya dualidad podrás llevarla tanto de collar como de pulsera… ¿Se puede pedir algo más?

Gargantilla de plata sostenible Luz de Nehca

Además, combinan genial con nuestros pendientes Lolita.

Pieles cálidas y sus joyas ideales.

Los tonos de piel más cálidos tienen algo más de variedad a la hora de elegir metal pues la mayoría destacan sobre las pieles más morenas.

A pesar de ello, el metal por excelencia para las pieles morenas siempre ha sido, es, y será el oro. Su color amarillo proporciona un tono más tostado a la piel y aporta ese toque de luminosidad.

Con joyas como nuestro brazalete Susana para llevar esas noches de verano con un vestido te harán lucir perfecta.

Brazalete-de-plata-sostenible_Lucia_Susana_Luz_de_Nehca

Además, puedes combinarlo a la perfección con nuestros pendientes chapados en oro Equilibrio.

Pendientes chapados en oro de 18quilates con 7 cm de largo de Luz de Nehca

¡Ahora ya sabes el secreto para que triunfes con cada joya que elijas!