Esta pulsera de niña de plata de primera ley (925 milésimas) con medalla de diamante en relieve de 15 cm de largo es la primera joya que cada niña debería recibir para empezar a crear su fondo de joyero. Todas tenemos una pulserita que nos recuerda nuestra infancia, y mucho más, nos ancla a nuestros sentimientos con la persona que nos la regaló. ¿Te gustaría que tu sobrina, hija, nieta, etc.. tuviera una pulsera de plata que le recuerde a ti? Lo tradicional, lo antiguo y las costumbres nunca pasan de moda, por eso esta pulsera de plata llena de sentimientos y emociones realza el diamante que cada niña lleva dentro.