Trini Solano es una de esas #MujeresNehca digna de escuchar (o leer, en este caso). El trabajo que hace a través de La Portería de Jorge Juan como agencia de representación y comunicación es impresionante. Actualmente representa a mujeres como Maribel Verdú, Natalia Verbeke o Dafne Fernández¡Necesitaba su propio hueco en el blog! He querido traerla a este espacio tan íntimo y lleno de amor para que nos inspire y motive.  Ella es la que da voz y voto a muchas mujeres españolas en el mundo del cine para que triunfen y aparezcan en medios. ¿No te parece una labor increíble? 

 

«Mis objetivos estaban por encima de mi condición de mujer»

 

Trini, en un mundo aún más liderado por hombres allá por 2002, ¿qué sentías y pensabas cuando empezaste tu negocio?   

La verdad es que no pensé que el reto sería mayor por el hecho de ser mujer. Tenía la confianza puesta en mi capacidad de trabajo y de conocimiento del sector al que me dedico. El hecho de vivir en un mundo en el que los hombres tenían más poder que las mujeres era algo preestablecido, pero mi energía no se iba a detener por eso. Mis objetivos estaban por encima de mi condición de mujer. 

  

¿Cómo conseguiste encontrar tu hueco? 

Dedicando muchas horas al día a sacar adelante el trabajo, con una gran dosis de ilusión y con un sentido muy acusado de fe en mí misma y en que podía alcanzar mi sueño de tener mi propia empresa y no depender de un «jefe». El cambio de pasar de una empresa en la que eres la empleada, a ser  la que toma todas las decisiones, para bien y para mal, asusta, pero también era un reto al que me quería enfrentar. 

  

En la agencia que has formado, ¿cómo influye el papel de la mujer? 

La mayoría somos mujeres. De la plantilla la totalidad lo somos y de mis representados hay mayoría también de mujeres. Creo que pensamos de una forma diferente, ni mejor, ni peor que los hombres, pero está científicamente demostrado que el cerebro masculino y el femenino no son iguales. No creo que reivindicar a las mujeres pase por demostar a los hombres. Debemos trabajar en equipo si logramos ser una suma y no una resta, seguro que el mundo irá mucho mejor. 

  Trini-Solano_Actrices-Españolas_Luz-de-Nehca

 

¿Cómo eliges las mujeres con las que trabajas? ¿Qué ves en común en todas ellas? 

Yo trabajo con la gente porque se establece una buena conexión. Hablamos el mismo idioma, nos entendemos fácil porque esperamos lo mismo de nuestra «unión». El trabajo de un representante con sus representados es como una relación de pareja: se basa en la confianza mutua y en tener un objetivo común. Al final se trata de hacer un camino de la mano y para eso debemos entendernos y respetarnos mutuamente, sno es imposible y además no merece la pena. Con las mujeres hay una conexión especial porque la intuición femenina funciona y hace que nos comuniquemos más fácilmente. 

  

Trabajas entre bastidores haciendo brillar a cada mujer que representas, ¿qué sientes cuando esas mujeres cumplen sus sueños?  

Pues es una sensación muy agradable porque como te decía antes es recorrer un camino de su mano, apoyando a esa persona. Sus triunfos terminan siendo también los tuyos. Si ellos brillan, tú también lo haces, aunque sea desde un segundo plano. Detrás hay mucho trabajo, nada llega gratis. Pero si ese viaje además ha sido placentero y en sintonía, los logros se disfrutan aún más. Ayudar a que la gente consiga hacer realidad sus sueños es de una de las cosas más satisfactorias que, al menos en mi opinión, te regala la vida. 

  

¿Crees que ha cambiado el posicionamiento de la mujer actual en el cine comparado con el de tus inicios? ¿Cómo? 

Sí, sin duda. Este era un sector, imagino que como casi todos, dominado por hombres, quienes manejaban los hilos. El panorama ahora es otro, tanto en los puestos de directivos y productores, como en el resto de oficios vinculados al sector del entretenimiento. Y lo que ha supuesto también un cambio enorme, ha sido en la escala de valores a la hora de reconocer y respetar el papel de las mujeres en un sector en el que hay tanta presencia de féminas como es este. 

  

«Mi sueño sería que esa lucha por la igualdad de géneros deje de ser necesaria porque sea real»

 

¿Qué es para ti el feminismo? 

Es el lugar en el mundo que ocupan las mujeres. La igualdad quiere decir que para conseguir ese lugar no existan más ventajas para uno que para otro, sino que se adjudica siempre a lo más válidos, sin importar su género o su edad, ideología, color de  piel, status social o económico… Obviamente las mujeres partíamos en clara desventaja y por eso ha sido necesario reivindicar y luchar por esa igualdad, pero mi sueño sería que esa lucha por la igualdad de géneros deje de ser necesaria porque sea real. 

  

¿Cómo consigues ligar el trabajo de tu agencia con tus valores sostenibles? 

Creo que los valores, no solo sostenibles, sino todos los que tienen que ver con hacer de este un mundo mejor y respetuoso con la naturaleza y con los habitantes del planeta, se aplique en todos los órdenes de nuestra vida, en lo laboral y en lo personal. 

  

¿Crees que la elegancia, el lujo y la sostenibilidad pueden ir de la mano? 

No solo lo creo, sino que es inevitable. El canon de belleza ha ido ajustándose y cambiando a lo largo de los siglos en función de las necesidades de cada momento. Ahora más que nunca o hacemos que esa sostenibilidad sea la base sobre la que pilote la moda o nos encontraremos envueltos en serios problemas. O cuidamos el mundo o nos quedamos sin él. Desde la moda se puede educar mucho en ese respeto al mundo que nos rodea. 

  

¿Cuáles son las mujeres que te inspiran en tu día a día?  

Aquellas que viven desde la verdad, desde el respeto a sí mismas y a los demás. Nada me parece más importante que llevar una vida consecuente con los valores de cada una, que procure el bien general y particular; y que genere a su alrededor buena energía y gratitud. Nos tocan tiempos complicados, así que ahora más que nunca hay que imponer un ambiente de conciliación y gratitud. 

  

¿Qué consejo le darías a una mujer que quiera brillar como tú? 

No creo que yo brille, pero sí me siento muy bien en mi propia piel. Mi consejo es que no hagan nunca las cosas por querer agradar a los demás, sino porque estén convencidas de que deben hacerse así. Poder dormir por las noches con la sensación del deber cumplido y la conciencia tranquila, eso sí que es un lujo. 

 

 

Y así es Trini Solano, una mujeraza de la cabeza a los pies. Espero que hayas disfrutado mucho de esta entrevista. ¿Quieres saber más sobre otras #MujeresNehcaLee aquí. 

 

Mi querida #MujerNehca, tú que estás leyendo esto: acuérdate siempre de perseguir tus sueños como Trini Solano hizo en su día y sigue haciendoNada es inalcanzable y todo es posible. Si puedes visualizarlo, puedes conseguirlo.

 

Quiero ser #MujerNehca