Cuando padecemos alguna reacción alérgica a alguna de nuestras joyas de plata o de nuestras joyas de piedras preciosas, pensamos directamente que tenemos alergia a la plata y buscamos información sobre los síntomas o soluciones que podemos dar, pero… ¿Y si te dijese que el problema no está en la plata?

Comencemos por lo principal: la composición de tus joyas

Antes de nada, debes entender que existen dos tipos de metales, que intervienen a la hora de producir joyas:

-Los metales reactivos como níquel, cobalto… que tienen la cualidad de interaccionar con lo que les rodea, en este caso, las partículas.

-Del otro lado tenemos a los metales más estables como la plata o el oro, que, a diferencia de los anteriores, no interaccionan con su alrededor.

Dicho esto, tal y como no esperabas, no es la plata la que reacciona con tu cuerpo sino alguno de los metales reactivos que lo compongan.

¿Qué síntomas tiene una alergia a la plata?

Cuando el sudor se mezcla con algunos de los metales radiactivos de los que puede estar compuesta la joya provoca una reacción dañina en tu piel que se manifiesta como picor, enrojecimiento, dolor, hinchazón u otros efectos dependiendo del grado y tipo de piel en la que se produzca.

Si la plata no da alergia entonces…

¿Por qué algunas joyas de plata producen reacción?

Bien pues, para que las joyas sean más duras se mezclan con metales radiactivos de mayor dureza que la plata, es entonces cuándo puede producirse la reacción con tu piel.

¿Y que hago cuándo alguna joya me de alergia?

Lo primero que debes hacer es quitarte la joya la cual te está produciendo la reacción y aplicarte una crema calmante en la zona. En muchas ocasiones, las reacciones son fuertes y no basta con crema calmante, sino que debes acudir a un dermatólogo para que te recete una crema corticoide, que ayudará mucho mas a paliar el daño a tu piel.

Alergia a la plata: síntomas

Ahora ya sabes que cuándo compres una joya debes mirar su composición, no solo para saber si es plata al 100% sino para poder identificar aquellos metales reactivos que te produzcan alergia. Aún así, te dejo un par de truquitos para asegurarte aún más:

-Cubre con esmalte de uñas transparentes las partes de tu joya que estén en contacto con tu piel, y por lo tanto pueda producirse la reacción.

-Límpialas cada vez que decidas quitarlas o ponerlas pues eliminarás los posibles residuos que se hayan quedado tanto en la joya como en tu piel.

En Luz de Nehca, todas nuestras joyas de plata sostenible son 100% de plata por lo que, tal y como has aprendido en el blog, será muy difícil que te produzcan alergia.